Calaveritas Literarias UPN 099

La Muerte llegó corriendo ¿99 es aquí?
Porque es de mi interés 
estudiar planeación
pero quiero saber cuál es mi asignación.

Lupita le contestó: 
sí, tiene usted su revisión
para el próximo semestre 
porque éste ya se le pasó.

La Calaca llena de orgullo le revira 
a Usted, mi prima la Parca, 
la gira pa’ que cuando al panteón 
Usted arribe envuelta en cashmira, 
de un ala se la lleve la "tira".

Dra. Guadalupe Quintanilla Calderón

Directora Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

María del Rocío Martínez Sánchez

Alumna LEP ’08

Era un día como cualquiera,
la Flaca paseaba por una escuela
y entre los alumnos ella buscaba
a alguien que fuera su compañera.

Tan concentrada estaba,
que no vio un escalón,
la pobre Flaca tropezó
y por las escaleras ella rodó.

La Flaca enojada y un tanto apenada 
por las carcajadas no tuvo de otra,
más que a la escuela llevarse al panteón.

En los alrededores de la escuela, 
ya se sentía la llegada de la muerte.
Los del más allá venían de visita,
corriendo anda la muerte entre los pasillos.

Angustiada estaba,
pues nadie sabía que le pasaba.
Cuando llego a la cancha 
se dio cuenta que un alumno le faltaba
Muy enfurecida quedo.
¡Podrán desaparecer de mi vista 
pero nunca de mi lista!

En la Unidad 099 de la UPN,
la muerte fue a buscar a la maestra Lupita,
cuando la vio dar clases dijo: 
- ¡No me la voy a llevar 
por que se ve tan bonita!

Yazmin Ortiz Godínez

Alumna LEP ’08

María Guadalupe
Díaz Castro
Alumna LEP '08
En la Unidad 99,
estaban los maestros 
en una reunión virtual,
cuando de pronto la flaca,
los llegó a visitar.

A todos ustedes 
al panteón me los quiero llevar,
porque dejan mucha tarea a los alumnos,
que en sus casitas están.

No, no, no nos lleves Calaquita,
dijo la maestra Lupita Aguilar,
la tarea es para que aprendan más,
pues dentro de muy poco, 
licenciados ya serán.
La Calaca estaba desesperada
tanto estar sola y encerrada,
su mente la tenía abrumada,
en su casa aguardaba cansada.

Hasta los huesos temblaba,
su mente no se callaba,
el insomnio no la dejó,
la depresión la abrazó.

Loca la llamaban,
la libertad deseaba.
Los días contaba
y nunca cambiaban.

El encierro la atacó,
no veía su salvación.
En esta ocasión,
la pandemia se la llevó.

Abril Desiree López Biciego

UNAM

Argelia Villanueva Ayala

Ex-alumna LE ’94

Preparada para estudiar 
la Catrina a la UPN se inscribió
pero no contaba 
que la Doctora Quintanilla apareció.

Tal susto le dio que el esqueleto movió
y la pobra Catrina la cabeza perdió
y la Doctora Quintanilla también se espantó.

Salió corriendo por los pasillos 
que hasta la pluma olvidó,
tantos gritos que dio, 
que a las alumnas asustó
y ese día la Unidad se vació.
La muerte miraba por la ventana,
estaba aburrida y cansada,
pues la cuarentena no terminaba
y el cubre bocas le lastimaba.

Se dirigió a la Unidad 099
donde se encontraban, Directores,
Administrativos y Docentes,
preparándose todos para la recertificación;
y de la huesuda nadie se percató.

Pero cuando la vio 
la Doctora Quintanilla le dijo:
¡vete huesuda! no vengas a espantar,
porque con la auditoria tenemos eso y más;
si pasas, tendrás que ayudar.

Pensó la Calaca:
“Ya me quitaron la chamba”,
esos auditores de ACCM ¡Caramba!,
Ni modo, al campo santo 
me los voy a llevar,
A bailar Chínelo, Rumba y Cha cha chá.

La calaverita presume en el panteón,
su participación en la recertificación,
colocando su cartel:
Asesoramiento ISO 21001:2018

¿Cómo les quedó el ojo?

Mtra. Leticia Martínez Rincón

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Mtra. Concepción Jiménez Garrido

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

El tiempo de muertos ha llegado 
a la Universidad Pedagógica Nacional.

Por ello, los maestros de la Unidad 099,
han investigado en fuentes dignas de confiar,
que la mejor forma de pasar inadvertidos,
es no dejar de trabajar.

La Calaca egresada de la Maestría en
Planeación, urdió un gran plan,
llevarse, uno por uno, 
para que nadie se pueda escapar.

En ese sentido, se preparó y muy propia,
por Correo, WattsApp o Videoconferencia,
a nadie omitió invitar.

Con la urgencia de las tesis revisar,
al cementerio hizo viajar, 
a docentes de Licenciatura y Posgrado,
pues con ello, pensó: 
- Muchos alumnos podrán aprobar
en el aula del más allá 
y su examen de grado garantizar.

Triste ha quedado la Unidad 99 
con todo y norma de certificación,
Académicos y Administrativos 
se aplicaron en calidad y dedicación,
no obstante, para la auditora muerte, 
ello no fue suficiente, 
y resultó solo una acción.

Finalmente, para validar su obra en conclusión,
la calaca se prepara para la Unidad recorrer,
verificando que el espacio escolar acredite,
los criterios a su total satisfacción.

Bailando sin cubre boca 
e ignorando toda precaución,
los alumnos creyeron haberse salvado, 
sin embargo: 
¡Lotería! la flaca apareció, 
contagiando a todos,
sirviendo coronavirus en tremendo fiestón.

¡¡¡Ahora sí, sin remedio, todos juntos
avizoran el camino al panteón!!!
REVISIÓN DE TESIS

La Catrina mitotera 
pide cita en Dirección,
disfrazada de estudiante 
se presenta a revisión.

La Dra. Quintanilla 
enojada, con razón,
le pregunta por el grupo 
que ya duerme en el panteón.

Le corrige el documento,
ve que tiene sarampión 
y Lupita horrorizada 
¡que la manda a su cajón!

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA

Ya el Lic. Miranda
se desplaza con sigilo,
no nos quiere dar las hojas
y las guarda como en silo…

¿Te ha condenado
el exceso de contratación?
Ajusco reza y te extraña
porque estás en el panteón.
SERVICIOS ESCOLARES

Servicio Escolares
hace listas sin parar,
sin observar que la Parca
ya se los quiere llevar.

Eli, Naye y Edercito,
piden clemencia a la Flaca
que les propone cambiar su trabajo
por mecerse en una hamaca

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

TITULACIÓN EN LÍNEA

El Mtro. Alanís
muy ufano nos comenta:
- En línea titulamos,
pa´ que la muerte no sienta

El jurado comentó
¿Qué hacer con esta osamenta?
Y alegre la Catrina replica:
pues, ¿Qué hacemos? ¡Hagamos fiesta!
LEP 08

Tere vigila la puerta
y está pendiente de todos,
estudiantes y maestros
se escapan de todos modos.

Ella a Don Aurelio
pide le diga los nombres sin ver.
¿Quién en la lista se pone
como apodo Lucifer?

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

BIBLIOTECA

A Ramirito la Muerte
lo pescó muy mal parado,
de almacenar tanto libro
lo prefirió sepultado.

Hoy toda la biblioteca
llora y reza con gran luto,
preguntan todos a coro:
¿Quién nos sacará las copias
tardándose un minuto?
LA NUEVA NORMALIDAD

Mac Luhan la bautizó
como la Gran Aldea Global.
La Muerte no tiene empacho
en echarla a su huacal.

Con saña y maña
presume no conocer la moral
y no sabemos pa’ cuándo se ponga,
otra vez, todo normal.

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

COORDINACIÓN DE LA MEB

Venancio atendiendo alumnos
en la 45 expiró.
La Parca de puro gusto
muy pronto se lo cargó

El personal de Maestría
a estudiantes convocó,
para ponerle una ofrenda
que jamás imaginó.
EL SITIO WEB

David en el Sitio Web 
diseña, captura y captura
no termina su trabajo, 
va a una santa sepultura.

La Dra. Quintanilla 
reclama su difícil proceder.
Convocatorias a alumnos 
y uno que otro bachiller,
los deja sin dato alguno 
para la 99 acceder.

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

EL EMIR

Corriendo van al Emir,
los profes por su café,
oyendo que la Catrina dice:
¡Ya el café troné!

Clarisa y Luis Juncos
lloran por esa enorme crueldad…
Acuerdan: ¡Mejor nos vamos a clase
con toda tranquilidad!

Dra. Guadalupe Aguilar Ibarra

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Alma Laura Popoca López

Alumna MEB

Estaba el Mtro. Arzate
bailando con sus alumnos del 4.1.
mientras el Día de Muertos festejaban,
no se percataron que la muerte
de lejos miraba.

Se acercó la parca silenciosa
y pidió la melodía candenciosa,
para poder bailar
y los huesos hacer sonar.

Los libros quedaron guardados
y la micropolítica no estudiaron,
y a la hora del examen 
todos reprobaron.

"Ni modo", dijo la burlona
con las calificaciones de los muertos,
la dientona está contenta.
Estaba el Profe Arzate
mirando su celular,
cuando llegó la Catrina
y que lo empieza a mirar.

¿Qué es lo que deseas?
pregunta el profesor,
ella dice: 
- Que me sigas, por favor.

Arzate pregunta: 
¿Dónde han de ir?
La Catrina sólo 
hecha a reír.

El Profe Arzate empezó a temblar,
pues piensa que la Catrina 
se lo quiere llevar.

¡No me lleves por favor!
Mis alumnos del 4.1
sin profesor se han de quedar.

La Catrina le dice:
¡No te preocupes, no sufrirás!
Donde vamos te va a gustar.

Arzate no la quería acompañar,
tan solo sus clases virtuales quería dar.
Acompáñame pues, no te hagas del rogar,
es un asunto importante que no puede esperar.

Arzate camina con gran pesar,
llegando a un lugar, pues nada,
tan solo a una conferencia
lo quería acompañar.

Grisel Gabriela Nepomuceno Sánchez

Alumna MEB

Erika Ambrosio Loeza

Alumna MEB

Sentado en el sillón de su habitación
Arzate miraba hacia el balcón,
pensando en las clases de su salón.

La huesuda le metió un tremendo sustón
que de miedo, pega tremendo gritón,
que en toda la UPN se escuchó
y a carcajadas la huesuda feliz se lo llevó.
Llegó el día de la calavera,
Me siento triste por la pandemia.
La clase a distancia impera,
por estar lejos de la academia.

El maestro Arzate se burla de la huesuda,
cree que no llegará por él,
cuando buscando una tlayuda,
acaba tomando un café.

La Maestría en Educación Básica aparece,
todos los del grupo 4.1. contentos,
creen que con estudiar 
el conocimiento crece,
pero no se han dado cuenta
que presentan desconciertos.

La huesuda ya se va,
cada uno de la MEB se alegra,
pero sólo al más atrasado espera,
a que Arzate otorgue un 10 ya.

Rivelino Martín Lara Vargas

Alumno MEB

Mariana Reyes Camarillo

Alumna MEB

La calaca en la escuela

Un día como cualquiera
la Calaca decidió ir a la escuela,
se sentía nerviosa y preocupada,
pero para exponer estaba preparada.

Se preparó con anticipación,
para así realizar su exposición.

Todo iba bien ese día,
pero la computadora no prendía,
así que la Calaca no pudo exponer
y mejor se puso a comer.

El maestro Jorge
enojado la sacó de la clase
y la calaca se río 
dentro de la misma fase.

Desde ese día
la Flaca ya no quiso regresar
a ninguna escuela a estudiar...

No será una alumna brillante,
pues necesita ser más constante.
Muy comprometida se encontraba la UPN,
por lograr la certificación,
la muerte miraba sin respiro
y con mucha atención,
pues la pandemia acechaba 
a toda la población.

Y el desempeño docente,
su vida en el aula cambió,
por el uso de las TIC
que los sustituyó.

Para beneficio de estudiantes
en cuestión de la educación,
la Parca quedó triste 
y sin ninguna intención.

Alma Laura Palomino Moreno

Alumna MEB

Alejandra Palomino Moreno

Alumna MEB

Ya viene el Día de Muertos
y la UPN Poniente pone los dientes,
pues está certificada
y la Catrina no les puede hacer nada.

En el campo santo
los maestros y doctores
piden ser los redentores,
enseñar sus saberes
a todos los profesores
y llegar al otro mundo
egresados y con flores.

El Covid-19 nos ha dejado enclaustrados
y con clases virtuales
el mundo de la enseñanza ha cambiado.

La Catrina muy contenta 
en esta pandemia cuenta,
que desde la casa 
la enseñanza enfrenta.
Estaba el Mtro. Arzate
hablando de micropolítica
con la Dra. Quintanilla,
cuando llegó la calaca tilica y flaca
y se los llevó a una conferencia virtual
en el inframundo.

Estaba el maestro Arzate
tomando café con sus alumnos de la MEB,
cuando llegó la calaca, tilica y flaca
y les dijo: "no me tengan temor,
yo los quiero con mucho amor"

Martha Alicia Ortíz Caballero

Alumna MEB

Mtra. Josefina López Bernal

Asesora Unidad 099

Al panteón de la ciudad,
a los maestros se llevaron
y a los chavos de la escuela,
sin estudios los dejaron.
Dicen las lenguas largas
que había una Unidad en la UPN
que era la 099
que ya se había certificado,
pero que llega la huesuda
y que se lleva a la Dra. Quintanilla
junto con toda la plantilla.

Hoy desde el más allá,
se oye la voz de ultratumba,
de la Dra. Aguilar diciendo:
"compañeros sí quieren descansar en paz,
la planeación deben entregar".

Mtro. Agustín Chávez Quiroga

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Isabel Ramírez Guzmán

Alumna LEP ’08

Llegó la Tilica 
los primeros días de noviembre.
Por la UPN 099.
Los primeros días de noviembre 
la Tilica apareció.

Por la UPN 099 a todos nos asustó.
Estaba muy contenta la Parca 
por algo que estaba tramando.
Quería tomar unas clases 
y a los profes estaba buscando.

Buscaba a un profe muy guapo 
que fuera muy indecente.
Y que fue con Cayetano 
queda Intervención Docente.

El profe es muy comprensivo,
bien que le echó una mano.
Sabías que no podía fallarme 
mi querido Cayetano.

Le dijo la muerte contenta,
agarrándolo del brazo.
Le tocaron de compañero 
Rosy, Eli y Esther.

Con las que aprendió mucho 
y le compartieron su saber.
Le gustaba tanto la escuela 
que no se conformó,
también con Elena y Gisela 
a las clases se metió.

Y con tanto que estudiaba 
la Flaca se desveló.
Flaca y muy ojerosa 
sus trabajos entregó.

En la clase de Educación Física 
la Catrina mucho aprendió,
pero no cumplió con las tareas 
y Lupita la tronó.

Ahí va la Parca enojada 
haciendo gran berrinchón,
cargando a toda la UPN 
derechito pa'l panteón.

Estaban los asesores de la Unidad
reunidos con su jefa, 
la Directora más cordial.
Todos ocupados presentando
los pormenores de las clases remotas.

En eso, llega la flaca
quejándose de no querer entrar,
a la sala virtual.
Quejumbrosa y preocupada nos decía:
- Yo quiero regresar a las aulas algún día.

La Directora de la Unidad le decía:
- Espérate flaca, las aulas pueden esperar.
Recuerda que lo hacemos por cuidar
a tantos alumnos próximos a egresar.

Mtra. Marisol Tejeda Alvarado

Unidad UPN 099 CDMX, Poniente.

Dra. Guadalupe Quintanilla Calderón

Directora Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Cayetano está insistente 
por la quincena presente.
La Calaca está consciente 
de que su vacación es lo frecuente.
En la mente de Ramírez
Honduras es su ilusión.
Sin embargo, la Catrina,
a México lo envió
directito al panteón.

Dra. Guadalupe Quintanilla Calderón

Directora Unidad UPN 099 CDMX, Poniente

Ángeles Vega

Alumna LEP ’08

Dicen que a la Doctora Quintanilla,
la muerte le trajo un lapicero,
para que inscribiera en su plantilla
a su equipo magisterio
y así llevar a la UPN 099
por un camino certero.

-¡Calaca ve a buscar otra universidad
porque la Doctora Quintanilla
con ese lapicero soló escribirá, 
muchos triunfos de verdad !
Buenos días compañeros de la Unidad 99,
hoy es día en que los muertos vienen
Será verdad, será mentira,
pero por mientras aguas con la Catrina.

El asesor Cayetano se fue caminando
y la muerte lo acompañó de la mano.
La compañera Diana no quería salir,
ya que en la entrada vio un hombre vestido de Catrín.

Elizabeth gritó: 
-¡Sal no seas cobarde!
Diana le contesta también: 
¡Viene su compadre!

A la asesora Lupita 
se le empañaron los lentes,
ya que el Catrín le sonrió 
y le mostró los dientes.

La Catrina en busca de pareja, dice:
¡En esta unidad nadie nos festeja!
El Catrín molesto y enojado dice: 
cada profesor en clase no se contradice.

La asesora Gisela 
sale de un aula y pone la bocina.
El Catrín la mira y le dice: 
¡Ponme el huapango de mi tía!

La asesora Elena dice: 
¡La ofrenda ya quedo lista!
La Catrina le contesta:
¡Mejor vengase a la pista!

El Catrín y la Catrina 
muy enamorados.
En la Unidad 099 
nos esperan felices y emocionados.

Los compañeros Adrián y Alicia
son los encargados de despedirlos 
como ellos quisieran seguirlos.

El Catrín y la Catrina les dicen:
¡No se preocupen amigos!
Váyanse poniendo cómodos
y ensayando sus quejidos!

Brenda Lorena Trujillo Velasco

Alumna LEP ’08

Claudia Abad Tobón

Alumna LEP ’08

Estaba la muerte sentada en un balcón,
cuando de repente vio que toda la nación
se paralizó por un virus y que no había contención,
el grave mal se esparcía y todos tenían temor.
Excepto los alumnos de la Unidad 99 
que tenían mucho gel con alcohol.

Sin embargo, la Calaca no estaba muy convencida de que la Unidad 99 
se lavará bien las manos 
como Gatell lo decía.

Bastaba con un estornudo 
para que a todos se los llevara.
No era suficiente un cubrebocas, 
pues la muerte ya los rondaba.

La Unidad 99 se burló de la Calaca
tomando clases desde casa.
Todos se burlaban de la Calaca 
que no podía ponerse cubrebocas,
porque la ingrata ni orejas llevaba.

La muerte sólo pescó 
un gripón llamado Covid,
pero ha jurado volver 
por los que se reunirán en Halloween.

Perdonará a los que el día de muertos
pongan su altar.
Y les pide a los de la Unidad 99
 unas orejas para su cubrebocas atorar.
En la Unidad 99,
estaban los profesores,
donde murieron
estudiantes y asesores.

La causa no fue por las planeaciones,
tampoco tuvo que ver el estrés.
Pues al llegar la Flaca dijo:
¡Tristes y sonrientes,
estos profesores son mis clientes! 

Diana Salinas

Alumna LEP ’08

Elizabeth Segura Hernández

Alumna LEP ’08

En la UPN 099 la Calaca 
a los maestros se llevó,
El trabajo a distancia los mató.

En classroom se volvieron diestros,
al tomar cursos todos los maestros
Los alumnos ya cansados de tantas tareas
regresar a sus frías aldeas.

Las video clases a todos los agotó…
Llegó la Dra. Lupita,
a trabajar sin parar,
con los alumnos del 7.7
a los que le gustaba calificar.

Cuando de pronto la Catrina
se le acerca sin vacilar,
y hoy la UPN está de luto
pues se llevó a la Dra. Aguilar.

Que siempre deseo tener alumnos
que supieran estudiar,
y con gusto en el panteón
armaron tremendo fiestón.

Esther Vargas

Alumna LEP ’08

Gabriela Soto

Alumna LEP ’08

En la sala todos estaban
cuando la Calaca también se conectaba,
la profesora Guadalupe a todos enseñaba
y los alumnos la clase disfrutaban.

Se dieron cuenta que la muerte se acercaba
y el Grupo 7.7 con miedo se encontraba,
le imploraban que tuviera compasión
pues en la Unidad 99 aún no sabían redacción.

La maestra se desesperaba
y con la Flaca un trato pactaba,
cuando Gabriela llegó
la huesuda se esfumó.

La sesión de Educación Física 
y Salud terminaba
y la calaca otro rato los dejaba,
siempre y cuando sus tareas terminarán….
todos en la sesión lo aceptaban.
Estaba el grupo 7.7 
tomando sus clases en línea 
con la Dra. Aguilar Ibarra 
cuando la Parca se les apareció en la pantalla.
La Parca les pedía consejos 
para darles clases a los muertos 
y que aprendan a mantener la línea 
con clases de Física sanguínea.

La Dra. Lupita se preocupaba 
pues no quería que a nadie se llevará, 
así que pidió a sus alumnos 
que mejor le ayudarán 
y dieran sus mejores consejos 
para que lo disfrutaran.

La Parca divertida les decía
que ojala ya se aplicarán, 
pues la Dra. Lupita 
siempre les dedicaba 
con alegría sus conocimientos les explicaba.

La Parca se despedía del grupo 7.7 
pero una promesa les compartía,
cuando les tocará su partida 
desde su lúgubre Alcaldía.

Gabriela Itzel Ruíz Nuche

Alumna LEP ’08

María Ileana Judith Pantoja Flores

Alumna LEP ’08

La huesuda a la UPN 99, Poniente llego
y con todo y el ISO,
a la Doctora Lupita se llevó.

Por su paso encontró a la profa Marisol,
que con su buena onda la ahuyentó,
al profe Cayetano vio pasar 
y dijo: ¡Es hora de zarpar!

Pero no contaba que 
con un buen regaño
ella se iba a espantar
y al hoyo iba otra vez a dar.

La muerte ya muy enojada
a los alumnos del 7.7 se les apareció
y con su guadaña los espantó,
porque al Zoom no funcionó.

Desesperada la muerte les comentó:
¡Al panteón me los voy a llevar,
con las calificaciones los voy a enterrar!
y con la UPN van a perdurar.
Un tour la Calaca quiso dar
y a la Unidad 99 fue a parar,
encontró a la Dra. Aguilar
que Salud y Educación Física 
le quiso enseñar.

La Calaca preparada se creyó
y como docente a eso se dedicó
implementando un ambiente 
de aprendizaje innovador
que la profesora Gisela García le aconsejó.

Con una excelente Intervención Docente
que el profesor Cayetano le exigió,
y a todos los estudiantes del grupo 7.7 
los sorprendió.

La profesora Laura Elena 
a la Calaca reprobó
ya que su diseño de proyecto 
no concluyó.

La huesuda su ignorancia demostró
que a su panteón muy triste regresó.

Rocio Reyes Tecontero

Alumna LEP ’08

Verónica Cazares Guzmán

Alumna LEP ’08

Hoy la muerte vino a mi trabajo,
sin invitación se puso a tejer
y le dije que yo no tejía
y que si quería haríamos pintura.

No le dije dos veces 
y el marco agarró, 
la tinta preparó 
y tomó el dibujo 
y empezó a trazar.

Muy cómoda se sintió 
que su cubre boca se quitó, 
nos pusimos a estampar, 
pero nunca dejamos de cantar.

Al final del día 
su mantel ya tenía muy contenta, 
y a su casa se fue 
y sola yo me quedé.

Al otro día regresó
y en la cara me tosió y me dijo: 
¡Ya me contagiaste,
 y ahora los zapatos ya colgaste!
Guadalupe a sus chicas esperaba
Pues la sesión ya comenzaba,
La Catrina también se conectaba
para ver a quien más se llevaba.

La maestra bailaba y se ejercitaba,
con el grupo 7.7 ella se divertía.
En la clase se aprendía 
y a la vez se vacilaba,
a diferencia Virginia 
una torta degustaba.

Cuando la flaca la descubrió,
el reglamento le leyó
En esta sesión 
de Educación Física se aprendió.
Por lo tanto, conmigo no estás jugando,
y al campo santo te estoy llevando.

Llego la hora de terminar la sesión,
en la Unidad UPN 99
la muerte la sorprendió 
y con ella un bailón se armo.

Con todas se divirtió 
y al final a nadie se llevó.

Virginia Vázquez Salazar

Alumna LEP ’08

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *